Período de producción

Cuando publiqué mi primer material literario (El Mar de los Naufragios) ya me aventuraba a imaginar nuevas formas de hacer poesía introspectiva. Me encuentro, ahora mismo, en una etapa en la que experimentar en la literatura me resulta particularmente estimulante.

He perdido apetencia por la poesía como base de trabajo, pero no como utensilio vital de él. No realizo cuentos, tampoco microficciones al estilo de Bajo un cielo de ceniza. Creo —y solamente creo— que lo que estoy desarrollando, con más frecuencia e impetuosidad, son ensayos de mediana dimensión.

Les seguiré contando.

P.D. He leído y revisado, por cuarta vez, la micronovela paranormal que está por lanzar mi amigo Marco Alberca Ruiz (autor chiclayano perteneciente al Grupo Literario Micrópolis). La historia es seductora, incluso pasional. La idea me ha deleitado tanto que podría animarme a escribir algo semejante en algún momento de mi vida.