Entrevista: Lectures d’ailleurs

Diego M. EguigurenPor: Tradabordo (Universidad de Poitiers)

1) T. ¿Cuánto hace que escribe y qué lo impulsó a escribir?
Fue la música, sin duda. Mi aventura inicia cuando, a mis catorce años, compuse mi primera letra musical. Las canciones me llevaron a la poesía, y la poesía a la narrativa. Hoy trato de hacer un balance entre aficiones.

2) T. ¿Qué clase de lector es?
Exigente, asumo. Busco el aprendizaje, además de identificarme con lo que leo. Es fundamental que el texto me transmita un sinnúmero de sensaciones y emociones. Me desempeño como corrector de estilo. Ahora, pues, la lectura es algo más que un placer cotidiano.

3) T. ¿Cuáles han sido sus principales fuentes de inspiración llegado el momento de escribir, ya sean del campo literario u otros?
Aunque mis influencias partan de la música (Luis Eduardo Aute o Diego Vasallo), leer a Ángel González, Borges, Bukowski, Chandler, Eliot, J.M. Cormán, Iwasaki, Pizarnik, Poe, Porchia, Prévert, Roger Wolfe, Vallejo, ha matizado mucho mi escritura.

4) T. Cuando escribe, piensa en el «lector». Si así fuera, ¿quién, cómo, dónde está?
Pienso en quienes tengan intereses similares a los míos. La filosofía es importante. Mediante la escritura busco compartir reflexiones, versos e historias que otra persona pueda, tal vez, leer y relacionar con alguna experiencia personal.

5) T. Cuando está falto de inspiración, ¿dónde o cómo la encuentra de nuevo?
Es difícil. Considero que hay etapas de producción y de sequía. En mi caso tengo ciclos muy marcados. Recuerdo haber escrito muchos textos en un día, y también recuerdo haberme sentado con ideas y no haber desarrollado ninguna. La inspiración se encuentra viviendo, no conozco otra forma.

6) T. ¿Nos puede hablar un poco de los microcuentos traducidos aquí?
«Ruinas», según una idea que no es exactamente la mía, es una microficción que da la razón a quienes dicen que uno mismo es culpable de todo lo malo que le pueda suceder en la vida. «Oferta» narra una postura pesimista sobre el amor. «Encuentro» es —y aprovecho para aclarar que no está inspirado en El Cuervo de Poe— un microcuento que expone una obsesión por la muerte. «De ahora en adelante», por su parte, cuenta el chiste de un alcohólico incapaz de rehabilitarse.

7) T. ¿Qué impresión le causa saber que su cuento está siendo traducido?
Es algo muy gratificante. Al crear, el autor no imagina hasta dónde llegará su obra. Es sorprendente que ahora pueda decir que me leen en Francia.

8) T. ¿Qué opinión le merecen las nuevas tecnologías en lo que a literatura se refiere?
La mejor, pues son de gran utilidad. Las redes y las plataformas han modificado nuestros conceptos. Si no fuera por la tecnología, yo no participaría en esta entrevista.

9) T. Si estuviera en el lugar de Rilke, ¿qué consejos le daría a un «joven poeta / escritor»?
Leer mucho, porque —como se suele afirmar— ese es un hábito ineludible si se desea escribir dignamente.

 

Entrevista en: http://entretiensld.blogspot.com/2015/08/diego-m-eguiguren-perou.html?view=flipcard